Protectores solares con filtros físicos y químicos, ¿cuál elijo?

Llega el verano y el buen tiempo, y con él tus ganas de tener una piel más dorada y luminosa. Pero, ¿estás preparada para broncearte de una manera sana? A la hora de exponer tu piel al sol es fundamental contar con una loción solar eficaz. En el mercado existen multitud de protectores solares, que varían en función del filtro de protección que posean, entre los que hay filtros químicos y los protectores solares con filtros físicos por los que apostamos en Lubrecosmetics. Si no tienes claro cuál debes escoger quédate con nosotros y te contamos las diferencias y ventajas de cada uno de ellos.

Protectores solares con filtros físicos

Este tipo de protectores solares se emplean habitualmente en cosmética ecológica. Entre sus componentes destacan minerales no contaminantes como el óxido de titanio, el óxido de zinc, mica, talco o el óxido de hierro. Actúan de forma inmediata creando una capa protectora sobre la piel que refleja la luz solar, evitando que los rayos UV penetren en la dermis.

Estos filtros naturales no suelen provocar ninguna reacción fotoquímica, enrojecimientos ni quemaduras. Por esta razón están especialmente indicados para pieles sensibles y delicadas, aquellas que tienen alguna cicatriz reciente o han sido tratadas con láser. Son los fotoprotectores más recomendados por los dermatólogos incluso para la piel fina y frágil de bebés y niños.

En el momento de su aplicación, este tipo de lociones solares que crean una capa protectora sobre la piel pueden presentar una textura densa. No obstante, las nuevas formulaciones de las marcas son cada vez más ligeras y fluidas.

Protectores solares con filtros químicos

Los protectores con filtros químicos están elaborados con compuestos químicos como la oxibezona, octocrileno, octisalato o avobenzona. Estos actúan absorbiendo la radiación solar y transformándola en otro tipo de energía inocua para la piel, como la calorífica. El uso de protectores solares químicos aumenta la resistencia de la piel a la radiación. Sin embargo, para asegurar la eficacia de este tipo de producto se debe aplicar media hora antes de la exposición solar, permitiendo su completa absorción.

El principal inconveniente de los filtros químicos es que la absorción de este tipo de moléculas puede provocar alergias e irritaciones en algunos tipos de pieles.

Entonces, ¿cuál es mejor?

A la hora de escoger una loción solar, deberás tener en cuenta otros aspectos, como tu tipo de piel y sus particularidades, el lugar donde realizarás la exposición solar o si te encuentras en alguna etapa especial de tu vida. Lo primordial es escoger un producto que ofrezca una protección adecuada y cuide la salud de tu piel en verano.

En el caso de los fotoprotectores físicos son beneficiosos no solo para tu piel, sino también para el medio ambiente. Los componentes no contaminantes de este tipo de protectores solares, además de ser inocuos para la dermis también resultan totalmente inofensivos para el medio marino.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *