Cómo cuidar tu piel después de una cuarentena

¿Tú también has notado la piel más seca, con más granitos, deshidratada y sin vida durante el confinamiento? No te preocupes, es una de las numerosas consecuencias negativas de la situación que hemos vivido. Tu piel, tu cara, es el reflejo de lo que sientes, y en momentos de incertidumbre también reacciona. Por ello, ahora tienes que cuidarla más que nunca. En este artículo te damos algunos consejos para que vuelva a lucir luminosa y con vitalidad con la ayuda de productos cosméticos naturales y un estilo de vida saludable.

Causas del deterioro en nuestra piel

Son múltiples los motivos que han causado estragos en nuestro rostro durante el confinamiento: el estrés, la ansiedad, una peor alimentación y la falta de luz y vitamina D podrían ser los más importantes. Estos factores han provocado brotes de acné, rojeces y una gran deshidratación, sobre todo por el ambiente seco que respiramos en nuestros hogares. Seguramente tu piel se haya mostrado sin luminosidad, apagada y de una tonalidad blanquecina.

La mayoría de nosotros tampoco hemos disfrutado de un sueño placentero, y esto se ha reflejado en una cara con más ojeras, bolsas más pronunciadas e incluso la visita de nuevas arrugas. El mayor uso de teléfonos móviles y ordenadores también ha perjudicado a nuestra piel, debido a que estos dispositivos desprenden un tipo de luz muy directa.

Principales cuidados en tu «nueva normalidad»

Aunque las pieles más afectadas han sido las más sensibles y atópicas, todos hemos sufrido algún problema de piel en algún momento de nuestro encierro. Pero, ¡no te preocupes! Con unas rutinas diarias y mucho mimo tu piel volverá a lucir radiante, con la ayuda de algunos productos que encontrarás en nuestra tienda de cosmética natural.

Algunos cuidados imprescindibles que te recomendamos son:

Limpieza. Limpia tu rostro por lo menos dos veces al día. No importa si utilizas agua micelar o leche limpiadora, lo importante es ser constante y hacerlo a diario.

Hidratación. Tras el período que hemos pasado es fundamental una mayor hidratación. Bebe mucha agua y no te olvides de echarte crema por la mañana y al acostarte. Puede ser un buen momento para iniciar algún tratamiento hidratante, o empezar a usar un sérum específico para tu tipo de piel. ¡No te olvides de las mascarillas, al menos una vez a la semana!

Protección solar natural. No salgas de casa sin protección solar. Tu piel está más sensible que nunca y no está acostumbrada a los factores atmosféricos, necesita una protección extra.

Alimentación y estilo de vida saludable. Sabemos que no hace falta mencionarlo pero se han acabado las vacaciones, es hora de volver con la fruta y la verdura y retomar las visitas al gimnasio. ¡Ya no tienes excusa!

Siguiendo estos pequeños consejos y siendo constante notarás que tu piel vuelve a la normalidad y con más vitalidad que nunca. ¡Si juntas habéis pasado una cuarentena, lo demás será coser y cantar!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *