Gel micelar: el producto estrella de tu rutina de belleza

Como todo el mundo sabe, el primer paso de una buena rutina de belleza es la limpieza del rostro. Seguro que has oido hablar mil veces del Agua Micelar por su poder desmaquillante y limpiador. Pues si esto ha tenido éxito, es hora de que conozcas el Gel Micelar.

El componente estrella: las micelas

¿Qué tienen en común estos dos productos ? Las micelas. Éstas son famosas por su capacidad de atrapar la suciedad y el sebo acumulado en el rostro sin provocar ninguna irritación ni sequedad.  Además de limpiar, también consiguen tonificar e hidratar el cutis. 

¿Qué es el gel micelar?

La fórmula Micelar es posible en numerosas texturas. Desde las más acuosas, como es el Agua Micelar, hasta las formuladas en leche, aceite o gel. 

Aquí nos queremos centrar en el Gel Micelar. Una forma de limpiar la piel de manera delicada gracias a su suave textura. Pensada para las pieles más sensibles y frágiles, pero también es perfecta para otro tipo de pieles.

La textura de gel hace que sea muy fácil de usar ya que se puede utilizar a modo de jabón limpiador sobre el rostro. 

Además el gel micelar contiene múltiples beneficios, es perfecto para eliminar el maquillaje y limpiar en profundidad el rostro, dejando un cutis suave y luminoso, y evitando la sequedad y la irritación de la piel.  

¿Por qué hay que añadirlo a la rutina de belleza?

Si ha tenido tanto éxito es por algo. Su gran poder limpiador ha hecho que se convierta en el producto estrella en la rutina de la limpieza diaria.

Además, es ideal para todo tipo de pieles. No tienes que preocuparte si tu piel es sensible, porque este producto es el indicado. Al no llevar ni parabenos, ni alcoholes, no agrede la piel, por lo que sienta muy bien a las pieles más delicadas. 

Por otro lado, tampoco contiene una base oleica, por lo que es también perfecto para las pieles más grasas y con tendencia acneica, ya que deja el rostro libre de impurezas. 

Así que ya sabes, tengas el tipo de piel que tengas, este producto es el indicado para que añadas a tu rutina de limpieza diaria del rostro.

Uso correcto del gel micelar

Su textura hace que sea un producto muy versátil en su aplicación. Se puede aplicar sobre el rostro realizando un masaje con la yema de los dedos. Es decir, de igual forma que un jabón normal. 

Por otro lado, también se puede aplicar con un disco de algodón dando pequeños toquecitos sobre la cara para limpiar el cutis. 

Además, se puede utilizar aplicando una pequeña cantidad de producto sobre un aparato o cepillo limpiador para realizar una limpieza más profunda. 

En cuanto al aclarado, es elección de cada uno. Se puede aclarar con agua si deseas. Pero también pues realizar tu rutina sin aclarar el producto para que sus ingredientes sigan haciendo efecto y mantener la piel más suave e hidratada. 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *