Cuidado de la piel madura en tres pasos

Es cierto que la edad es solo un número, pero con el paso del tiempo, el rostro va acumulando recuerdos. El peor error es esconder la piel madura por sus arrugas y líneas de expresión, ¡siéntete orgullosa de ellas! 

Nuestros siguientes consejos no están orientados solamente a rejuvenecer, sino a mantener tu piel lo más sana y bella posible. Para ello utilizaremos la regla de los tres pasos. Con esta regla nos referimos a una rutina que debes llevar a cabo todos los días por la mañana y por la noche. Son tres pasos básicos para todas las pieles, pero se deben realizar con productos específicos según la edad.

Paso 1: Limpieza en profundidad

En este primer paso buscamos dejar la piel libre de las impurezas diarias, eliminando de manera superficial células muertas, contaminación, polvo y demás suciedad.

Para esta tarea no es suficiente con usar agua y jabón, debes buscar un producto acorde con tu dermis como una loción micelar o un gel natural.

Paso 2: Tonificación

Elige un producto natural y asegúrate de que no irrita ni reseca tu piel. Si ninguno te convence, puedes preparar una fórmula tonificante en casa.

Para la pieles maduras va muy bien mezclar 100 ml. de agua destilada con 10 ml. de aceite esencial de rosa mosqueta. Si la conservas en la nevera la mantendrás fresca y al aplicarla sobre la piel favorecerá todavía más la circulación de la sangre en tu rostro.

Paso 3: Hidratación

No debe faltar en cualquiera rutina. Con el paso del tiempo, la piel se reseca con más facilidad porque retiene menos el líquido. Esto puede provocar que el rostro se vea apagado, agrietado y aparezcan imperfecciones.

Por este motivo, la hidratación debe ser efectiva y constante. Busca una crema que esté formulada para el cuidado de la piel madura y que te aporte las vitaminas y minerales que necesitas.

¿El momento ideal para comenzar a aplicar esta rutina? No hay una edad concreta, aunque a partir de los 35 años la constancia es muy importante. Tu piel madura necesita que la mimes en todas las etapas de tu vida, sobre todo cuando es más vulnerable. Es importante que escojas los cosméticos naturales adecuados a las peculiaridades de tu piel y ¡nunca dejes de cuidarte!

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *