En situaciones de estrés cuida tu piel más que nunca

¿Sigues tus rutinas como siempre? Vale, es cierto que si estamos en casa no exponemos a nuestra piel a factores como la polución o la radiación solar, pero cuando nuestra vida sufre un cambio tan drástico como el estado de aislamiento, la salud de nuestra piel también se resiente
Por ese motivo, necesitamos reforzar y crear nuevos hábitos adaptados a este estilo de vida temporal. El estrés al que nos somete el aislamiento provoca tensión muscular que puede derivar en alteraciones en la expresión facial. Para evitarlo, hemos recopilado unos consejos que te ayudarán a sentirte mejor por dentro y por fuera:

1. ¡Relájate! Es importante que hagas actividades que te entretengan y te diviertan como cocinar, leer, cantar, escuchar música o realizar una llamada con tus seres queridos. Si a cualquiera de estas actividades le sumamos una mascarilla purificante en tu rostro, ¡ya tienes el plan perfecto!

2.Realiza ejercicio para subir el ánimo. Puede que tengas más pereza que nunca, pero si realizas al menos 30 minutos de actividad al día te sentirás mucho mejor. Además Internet te o pone fácil, hay miles de plataformas para hacer ejercicio online y muchos profesionales que hace directos diarios por redes sociales.

3. Intenta ser lo más cuidadosa posible con tus productos, ahora más que nunca. Nos lo han repetido hasta la saciedad, pero es muy importante que laves bien tus manos antes de realizar cualquier tratamiento y que evites tocar tu rostro. No permitas que ninguna bacteria entre en tus cosméticos, porque irá directamente a tu piel.

4. Realiza una buena rutina de limpieza e hidratación tanto por la mañana como por la noche. Así eliminarás el exceso de grasa, suciedad y células muertas y mantendrás tu piel firme e hidratada. Ahora que tenemos un poco más de tiempo es importante seguir todos los pasos en orden: desmaquillante, limpiador, exfoliante, tónico, sérum, contorno de ojos e hidratante, ¡no te saltes ninguno!

5. Realiza un automasaje cada vez que te apliques un producto. Disfruta de ese tiempo y sé consciente de que te estás dedicando un momento a ti misma. Los olores de la cosmética natural también te pueden ayudar a relajarte y mejorar tu estado de ánimo.

Para resumir, aprovecha este paréntesis vital para disfrutar de tus aficiones caseras favoritas, toma medidas higiénicas más estrictas que nunca y recréate en tus rutinas de cuidado de la piel. Nosotros estamos siempre aquí para ayudar a mimarte.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *